, ,

El Coaching como herramienta para el Crecimiento Personal

Coaching para el crecimiento Personal

A veces pienso en lo interesante que sería contar con una llave que me permitiera acceder a mis pensamientos limitantes más profundos, o descubrir los miedos que percibo a través de sensaciones en mi cuerpo, o comprender por qué repito comportamientos que no me dejan avanzar en mi crecimiento personal. ¿Te ha pasado lo mismo?

Te sientes atrapado en una serie de comportamientos que no te llevan a alcanzar el objetivo, aunque te mantienes ocupado, dedicando mucho esfuerzo a lo que haces con poco rendimiento. Te preguntas ¿cómo salir de esta situación?

¿Qué es el Coaching?

El Coaching se entiende como el arte de conseguir sacar lo mejor de ti, respetando tu integridad personal. Es una metodología de trabajo orientada a tu desarrollo como persona (en el caso del coaching personal).

El Coaching para el crecimiento personal trabaja sobre tus situaciones presentes, lo que deseas resolver o los resultados que quieres alcanzar. La metodología utilizada es la de la pregunta, desafiándote, para que aprendas mediante tus propias habilidades y capacidades a encontrar nuevas alternativas y opciones que antes no veías.

¿Que es el crecimiento personal?

Como ser humano tienes el impulso a mejorar, crecer y desarrollarte como persona para lograr tus sueños y llegar a tus objetivos.

Esa necesidad de desarrollarte como persona, requiere una observación constante hacia lo que piensas, lo que sientes o lo que haces y coherencia entre estas partes.

Para esto, tendrás que invertir tiempo en conocerte a través de observar tu comportamiento, tu forma de expresarte, tus sensaciones en el cuerpo, todo lo que hable de ti.

Por tanto, el crecimiento personal, es la capacidad que tienes como persona, para aprender de ti misma, ser consciente de lo que te ocurre, darte cuenta de cómo piensas, sientes, qué sensaciones tienes o cómo actúas.

¿Qué importancia tiene un proceso de Coaching para el crecimiento personal?

Tus comportamientos son consecuencia de tus experiencias y vivencias anteriores. La mayor parte de tu pensamiento proviene de tu estructura profunda, de tu mundo inconsciente al cual no tienes acceso fácilmente.

Si tu forma de pensar determina tu comportamiento y no tienes acceso a la mayor parte de tu pensamiento inconsciente, entonces el camino del crecimiento personal pasa por ser consciente cada vez más de tus pensamientos.

Desde tu infancia, vas acumulando experiencias. Aprendes modelando lo que dicen y hacen tus personas significativas, aquellas que te cuidan en los primeros años de vida. Formas así tu sentido de identidad, es decir, tus valores, lo que piensas de ti misma, del mundo. Estas vivencias te van acompañado toda tu vida, aunque vas actualizando tu identidad con nuevas experiencias.

Sin embargo, la interpretación que haces de tus experiencias, de la información que recibes del exterior, viene de tu estructura profunda. Es decir, respondes a patrones o mecanismos que te llevan inconscientemente a repetir situaciones y a actuar de un determinado modo.

Logras cambiar, cuando eres consciente de dichos patrones mentales.

¿Qué beneficios puedes lograr con un proceso de Coaching?

Un proceso de Coaching sirve para reinventarte, para lograr un estado interno de congruencia y orientarte hacia dónde quieres ir.

Te permite darte cuenta de qué hay detrás de cualquier dificultad, qué creencia limitadora o patrón de pensamiento te está frenando en tu crecimiento personal. Te da herramientas para detectar cuál es tu interpretación sobre lo que te está incomodando.

A través de preguntas potentes, el coaching te permite reflexionar sobre lo que te está pasando. Por ejemplo, ante una situación de bloqueo, preguntas como: ¿Qué hace que esto sea un problema para ti? ¿Qué te hace creer esto? ¿Cuáles son los pensamientos que te llevan a esta situación? ¿Qué necesitas cambiar?

El coaching para el crecimiento personal te posibilita aprender a modificar y a redefinir tus creencias limitantes desde el pensamiento consciente. Si actúas de la misma manera, reproduce los mismos comportamientos.

También el proceso de coaching te ayuda a darte cuenta de lo que sientes, dado que el pensamiento genera emociones. Si modificas tu forma de pensar, te vas a sentir de otra manera. Y cambiar tus emociones dará lugar a acciones distintas que te llevaran a comportamientos y resultados diferentes.

En resumen, el proceso de coaching es un acompañamiento al cambio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.