¿Por qué es tan importante marcarte objetivos de nuevo año?

Objetivos nuevo año

Al comenzar un nuevo año, muy seguramente haces una lista con tus propósitos a realizar. Sin embargo, muy probablemente, pasan las semanas, te olvidas de tus objetivos y, a la final, terminas abandonándolos.

Te estarás preguntando, ¿por qué mis objetivos de nuevo año se quedan a medio camino? ¿qué pasa en mí, para que algo que considero importante, no le dé la prioridad que tiene y lo deje de lado, por algo menos importante?

A lo mejor te dices, “¿para qué me voy a marcar objetivos de nuevo año si nunca los cumplo?” “No soy mucho de ponerme objetivos; voy haciendo lo que va surgiendo.” “Aunque fije objetivos, luego me disperso y termino el año sin lograrlos.”  ¿Te suenan estas frases?

Si partes de la idea que nunca cumples los objetivos de nuevo año, es muy probable que no los logres. ¿Piensas que puedes tener la misma posibilidad de conseguir los objetivos, si tienes una actitud negativa? o por el contrario, ¿los puedes alcanzar con una actitud positiva?

Si no eres mucho de ponerte objetivos de nuevo año y vas haciendo lo que surja, seguramente, no harás el esfuerzo de definir tus propósitos y menos de ponerlos por escrito. Tendrás la sensación de sentirte un poco perdido sin saber a dónde vas. ¿Piensas que puede tener la misma posibilidad de conseguir los objetivos si los tienes marcados cómo si no lo tienes?

Si tienes la sensación de que te dispersas y terminas el año sin lograr los objetivos de nuevo año que te habías trazado, es interesante que conozcas qué sucedido el año anterior, ¿qué te llevó a dispersaste y terminar el año realizando lo que no te habías propuesto?  Sería conveniente pensar qué te llevó a renunciar a tus objetivos: si tuvo que ver con tus capacidades o no saber cómo resolver ciertos asuntos relacionados con el objetivo de nuevo año, o con no organizar tu tiempo: Inclusive, con no saber si realmente querías hacer lo que te propusiste, te generó desánimo y bloqueo. ¿Qué fue realmente lo que te sucedió?

Te has preguntado ¿por qué es tan importante marcarte objetivos de nuevo año? Tres secretos para marcarte objetivos de nuevo año para 2022.

Cómo lograr tus objetivos de nuevo año casi sin esfuerzo

Lo primero, es revisar si realmente deseas el objetivo ¿te gusta el objetivo? Sería conveniente que fijes el objetivo no por obligación sino más bien por el interés que este te genera.

Otro punto que sería interesante que consideres, es en relación con si es un objetivo que llevas arrastrándolo mucho tiempo.  ¿Cuánto tiempo hace que lo desees? Mira si es posible transformarlo. Revisa. Si no se ha hecho nada para lograrlo, es probable que lo debieras descartar o formularlo de nuevo.

También conviene que preguntarte, este objetivo de nuevo año ¿está de acuerdo con mis valores, y deseos internos? ¿para qué quiero esto? ¿qué conseguiré con ello? ¿qué significa para mi alcanzar este objetivo de nuevo año? ¿es coherente o ecológico? O sea, ¿a costa de qué lo alcanzo?

Cómo hacer que suceda lo que te has fijado

Muy seguramente defines un objetivo de nuevo año desde el deseo, anhelo, sin la mentalidad ni la convicción necesaria para llevarlo a cabo. Sin la confianza que te lleve a darle la máxima prioridad a tus objetivos importantes, que te lleven a calendarizarlo en tu agenda estableciéndole un cuándo y dónde lo vas a realizar.

Es decir, al definir tus objetivos de nuevo año, estableces también las diferentes acciones por orden de importancia, que te lleven a su consecución. Dichas tareas, las registras a tu programación diaria, teniendo claro cuál es la próxima acción concreta y realizable que debes hacer.

Cómo poner el foco en tus objetivos de nuevo año propuestos

Si fijas un objetivo, también tendrás que saber que implica un trabajo diario de compromiso y dedicación para lograrlo. Siempre con el objetivo en mente y con claridad del para qué estoy haciendo lo que esto haciendo.

El objetivo te permite llegar a donde quieres estar. Al marcarte el objetivo de nuevo año, puedes visualizar una imagen mental del resultado que quieres lograr. Podrás enfocar toda tu atención y energía en conseguirlo.

En resumen, los tres secretos se sintetizan así: primero, que sea un objetivo que te guste y consideres interesante; segundo, lleva a tu agenda las acciones para lograrlo y tercero, crea una imagen mental del resultado que quieres alcanzar.

Tener definidos tus objetivos de nuevo año, te permitirá aprender a priorizar y tomar decisiones, saber qué puedes hacer y a que debes decir qué no, para centrarte en lo que realmente es importante para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.