12 errores más comunes en la improductividad laboral y cómo identificarlos

Improductividad laboral

Según la última encuesta nacional de condiciones de trabajo, 3 de cada 10 españoles sufren estrés laboral. Un trabajador estresado es un 60% menos productivo laboralmente. Entre las causas del estrés están:

✔ Falta de planificación y organización.

✔ No saber priorizar.

✔ Dificultad en desconectar del trabajo.

 

¿Vives sin control de tu tiempo, en lo urgente, con sobrecarga de trabajo, y con una sensación de estrés y ansiedad de no llegar a todo? ¿Te sientes improductivo laboralmente?

Muy seguramente terminas el día con la impresión de no haber hecho todo lo que te habías propuesto, y la sensación de haber estado “apagando incendios”. Es más, con la idea de que tu vida personal está en un segundo plano, dada la cantidad de horas que le dedicas a tu trabajo.

 

¿Te sientes improductivo laboralmente en algunas ocasiones?

A continuación, tienes una lista con los 12 errores más comunes de las personas improductivas laboralmente.

  • Ponerse a trabajar en lo primero que surge o viene a la cabeza
  • Procrastinar las tareas importantes. Respecto a una tarea importante y exigente: “mañana la hago”, ya habrá tiempo para hacerla.
  • Ponerse en la tarea sólo cuando siente que se acerca el último plazo.
  • Rumiar una tareamucho tiempo y nunca encontrar el momento para hacerla.
  • Dedicarse a las tareas más placenteras y no a las importantes.
  • No priorizar y enfocarse realmente en lo importante
  • Temor a decir que no
  • No delegar las tareas de menor importancia
  • Dificultad a la hora de desconectar del trabajo
  • No sacar tiempo para hacer lo que le gusta
  • Permitir las interrupciones lo que dificulta la concentración
  • Consultar muchas veces al día el correo electrónico o las redes sociales. No controlar las distracciones.

 

La clave es entender que se resumen principalmente en dos aspectos: 1. Distracciones y 2. Interrupciones. Deja que te explique la diferencia entre ambas.

Las distracciones vienen de tu forma personal de trabajar que te quita efectividad y eficiencia. Por ejemplo, tener abierto las notificaciones de email, móvil, WhatsApp, redes sociales, internet que te distraen de los que estás haciendo.

Otras distracciones internas serían: dejar todo para después, no dedicarte a lo importante primero, dejar que otros decidan por ti, prometer más de lo que te puedes comprometer o el preocuparte en exceso.

Las interrupciones son todo aquello que viene del exterior, bien sea personas o actividades y que te «quitan» tiempo sin aportar valor a tus objetivos. Por ejemplo, las reuniones sin sentido, conversaciones sin valor por móvil, ambiente inapropiado o los robatiempos: navegar por internet, consultar los e-mails o las redes sociales, WhatsApp.

 

Cuéntame ¿cuáles son tus distractores internos que te llevan a postergar la tarea? ¿cuáles con tus interruptores externos que te hacen improductivo laboralmente?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.